Enuresis

Incontinencia urinaria intermitente que se produce durante el sueño. Este término debe seguir utilizándose cuando existe además incontinencia urinaria diurna y/o están presentes otros síntomas del tracto urinario inferior

Existe una clasificación de la Enuresis que nos ayuda a  determinar la posible causa:

 

“Enuresis nocturna” es un sinónimo que puede usarse para aumentar la claridad de la definición.

Enuresis monosintomática: Enuresis en un niño que no tiene ningún otro síntoma de vías urinarias bajas.

Enuresis no monosintomática: Enuresis en un niño con otros síntomas de vías urinarias bajas (Incontinencia diurna, Urgencia miccional, Polaquiuria).

Enuresis primaria: Enuresis en un niño que nunca ha permanecido previamente seco por la noche durante un periodo de, al menos, seis meses.

Enuresis secundaria: Enuresis en un niño que ha permanecido previamente seco por la noche durante un periodo de, al menos, seis meses.

Definción
Frecuencia

Este trastorno afecta en nuestro medio al 10- 13% de los niños de 6 años y al 6-8% de los de 10 años.   La enuresis será primaria en el 80% de los niños y monosintomática en el 90% de los casos. La enuresis nocturna tiene una prevalencia 1,5 a 2 veces mayor en los varones que en las mujeres y sucede así en todas las edades hasta la pubertad, aunque esta desigualdad tiende a disminuir a partir de los 8-10 años. 

 

La enuresis nocturna tiene una prevalencia 1,5 a 2 veces mayor en los varones que en las mujeres y sucede así en todas las edades hasta la pubertad, aunque esta desigualdad tiende a disminuir a partir de los 8-10 años.

Exámenes complementarios

¿Es necesario practicar algún estudio complementario en los niños enuréticos?

 Aunque son varios los trastornos orgánicos que pueden dar lugar a enuresis, no debemos olvidar que nos encontramos ante una situación eminentemente benigna, siendo muy infrecuente la enuresis de causa orgánica. La gran mayoría de los niños enuréticos están sanos y cuando nos enfrentamos a una enuresis monosintomática de carácter primario (EMP) no sería necesaria la práctica de ningún examen complementario.

 

En los casos de enuresis no monosintomática es necesario descartar patología orgánica como desencadenante de la enuresis, pero en la mayoría de las ocasiones lo haremos con la anamnesis y el examen físico. Los exámenes complementarios pueden limitarse a un análisis de orina (sistemático y sedimento, y cultivo). No son imprescindibles la realización de una ecografía abdominal pero si vale la pena solicitarle para descartar por completo patología estructural.

Tratamiento

 TRATAMIENTO NO FARMACOLOGICO:

 

 Intervenciones conductuales y físicas simples:

 Incluimos en este apartado: no castigar ni reprender al niño, sistemas de recompensa como los gráficos de estrellas para las noches secas, levantar y despertar a los niños durante la noche y restricción nocturna de liquidos.

 

Intervenciones conductuales y educativas complejas:

Se incluyen aquí actuaciones como el entrenamiento para mantener la cama seca (que requiere levantar regularmente al niño varias veces durante la noche y realizar si es preciso “entrenamiento de aseo” (cambiar la cama y el pijama).

Alarmas de enuresis:

La alarma consiste en un detector de humedad, en contacto con el niño, y conectado a detector de humedad conectado a un dispositivo que emite una fuerte señal al detectar humedad, originando así una retroalimentación para que el paciente logre percibir la sensación de orinar durante el sueño.

 

Mejorar los hábitos de defecación si existe estreñimiento, ya que este es un factor predisponente para la Enuresis.

 

TRATAMIENTO FARMACOLOGICO:

 

 Existen tres grupos de medicamentos que se utilizan para disminuir la enuresis  estos son

  • Anticolinergicos: disminuyen la hiperactividad del musculo vesical.

  • Desmopresina: Disminuye la producción de orina durante su efecto.

  • Antidepresivos tricíclicos: como Imipramina.

Es muy frecuente que mas del 50 % de los pacientes presenten recaída después de la suspensión de los fármacos, por lo que se debe de adoptar alguna otra opción terapéutica.

 

 REEDUCACION DE PISO PELVICO CON NEUROMODULACION.

 

Esta modalidad de tratamiento se basa en el conocimiento del paciente sobre el control de su musculatura, el aumento del tomo muscular y en muchos casos en la disminución de la hiperactividad vesical junto con un aumento de la capacidad vesical.

Llama para agendar tu cita al:

2293.43.82.06

Alacio Pérez #928, Col. Zaragoza, Corporativo San Gabriel, Consultorio 313
© 2016 creada por buscodoctores.mx