Estreñimiento crónico

Debemos saber que hay dos tipos de estreñimiento: el de transito que es aquel en el que el bolo de desecho tarda en evacuarse más de 24 horas desde que fue ingerido en forma de alimento; y el estreñimiento distal que es aquel en el que cuando acabas de defecar te quedas con la sensación de que “te has guardado algo para ti”, y si empujas como si te fuese la vida en ello, acaba saliendo algo más, es decir que entre defecación y defecación no se vacía el recto completamente (decir que el recto debe estar vacío de heces, ya que allí solo son localizables cuando están a punto de abandonar el intestino).

El estreñimiento distal puede tener varios orígenes:

 

Definción

 

Anal: que puede estar causado por :

 

Una hipertonía del canal anal, esto significa que el canal anal no se contrae y se relaja correctamente porque tiene un exceso de tono.

 

Una disinergia o anismo: es debido a: problemas psicológicos, a pujos exagerados, a hemorroides, a la no relajación del esfínter en el esfuerzo (disinergia) y lo solemos encontrar asociado a descensos viscerales.

Una hipotonía del suelo pélvico:  Esto significa que existe una imposibilidad para la contracción de los musculos que se contraen para realizar la defecación con la subsecuente dificultad para la evacuación y estreñimiento crónico.

Rectal: debido a la existencia de:

 

  • Megarrecto funcional: esto significa que tu recto ha aumentado su capacidad, entonces cambia la sensibilidad y la propiocepción, con lo cual nos cuesta más defecar y sentir la sensación de tener ganas de ir al baño.

  •  Rectocele: Se trata de una salida del recto de su sitio habitual y esta alteración puede deberse a alteraciones de los musculos de sostén del mismo o esfuerzo continuo que amerita la valoración por un cirujano coloproctologo.

 

El estreñimiento de transito que es lo que nos ocurre a la mayoría de la gente a la que va dedicada este post, lo tratamos con gimnasia hipopresiva que mediante técnicas rítmicas, devuelve el ritmo al intestino;  técnicas higienico-dietéticas y  tratamiento abdominal.

Tener problemas de estreñimiento y no tratarlo puede conllevar hemorroides, enfermedad diverticular del colon ( es la formación de multiples vejigas que protruyen del colon con una pared delgada que se rompen o adhieren a otros órganos) prolapsos por los esfuerzos al pujar y puede predisponer a cáncer de colón.  

Tratamiento de estreñimiento

El manejo del estreñimiento depende de la forma del estreñimiento y de su severidad. Muy a menudo, primero se aplican consejos generales. Si éstos no funcionan, es común el tratamiento con medicamentos.

El manejo del estreñimiento depende de la forma del estreñimiento y de su severidad. Muy a menudo, primero se aplican consejos generales. Si éstos no funcionan, es común el tratamiento con medicamentos.


Medidas generales

Una recomendación frecuente para las personas estreñidas es aumentar la ingesta de líquidos. Ciertamente este es un buen consejo porque mucha gente, especialmente de edad avanzada, no toma suficientes líquidos. Se ha demostrado que una reducción en la ingesta de líquidos de 2.5 lt. a 0.5 lt. por día reduce el peso y la frecuencia de las heces (Klauser y Col. 1990a).

 

Sin embargo, el consumo diario de fluido en personas estreñidas no difiere de aquellos con controles asintomáticos. No hay estudios que hayan investigado el efecto del aumento de la ingesta de líquidos en el estreñimiento.

Una segunda recomendación frecuente es aumentar el ejercicio físico. Es cierto que la inmovilización, por ej. en pacientes postrados, a menudo se asocia al estreñimiento, pero nuevamente no se hallan diferencias entre las actividades físicas del estreñido no selectivo y personas que no sufren de estreñimiento (Klauser y Col. 1992a). No existen estudios clínicos sobre la actividad física de pacientes con estreñimiento. El masaje en la pared abdominal no tiene efecto en la función colónica de los voluntarios y pacientes con estreñimiento crónico. (Klauser y Col. 1992b).

En países industrializados, se ha considerado a la dieta deficiente en fibra como una causa principal de estreñimiento. Poblaciones con una dieta natural, alta en fibra (dieta de productos integrales) muestran mayor peso y frecuencia de las evacuaciones. También es un hecho que los vegetarianos raramente sufren de estreñimiento y que un aumento en la ingesta de una dieta con contenido de fibra, a menudo incrementa el peso y la consistencia de la deposición.

 

Sin embargo, también se sabe que las personas estreñidas responder menos a los suplementos de fibras que aquellas que no sufren de estreñimiento (MullerLissner 1998) y que en varios estudios no hubo diferencia en la ingesta diaria de fibras de las personas estreñidas y de las que no sufrían de estreñimiento (Preston & LennardJones 1986, Klauser y Col. 1992a).

La supresión habitual de la defecación prolonga la duración del tránsito intestinal y disminuye las frecuencias y el peso de las heces (Klauser y Col. 1990b). De esta manera, es apropiada la recomendación de ir al baño regularmente y no reprimir el deseo de evacuación en caso de urgencia.

Sin embargo, con excepción del aumento en la ingesta de fibra, todas estas recomendaciones ciertamente son eficaces para evitar el estreñimiento, pero su efectividad no ha sido científicamente probada para el tratamiento de un estreñimiento existente.

 

El efecto del aumento de la ingestión de fibras es indudable, pero a menudo sobreestimado. Los cambios en el estilo de vida son difíciles de alcanzar y no siempre posibles. Por lo tanto, estas medidas generales parecen ser más cómodas para la profilaxis del estreñimiento y como respaldo suplementario al tratamiento con medicamentos.



Medidas especiales

En pacientes con obstrucciones de salida debido a contracción paradoxial del esfínter o baja sensibilidad rectal, la terapia de bio-retroalimentación es la única medida que ofrece éxito en más del 50% de los pacientes.

 

Los pacientes aprenden en varias sesiones el entrenamiento de los músculos de sus esfínteres o a mejorar el umbral de percepción rectal. Es muy recomendable utilizar electromiografía o la distensión de un globo en el recto para visualizar el resultado de sus esfuerzos. (Denis 1994)


En algunos casos los procedimientos quirúrgicos tienen que ser considerados. En pacientes con un tránsito extremadamente lento puede estar indicada una resección colónica sub-total o total, pero el resultado a menudo no es exitoso, ya que el estreñimiento puede (o no) ser resuelto a expensas de otros problemas. En casos con significativo prolapso mucoso con o sin un rectocele, una intervención quirúrgica puede mejorar significativamente la condición clínica.

Medicación

Si no es posible un tratamiento causal del estreñimiento, por ej. descontinuar el uso de un medicamento con efectos colaterales de estreñimiento o la curación de una enfermedad subyacente, o un cambio en la dieta o estilo de vida no es posible o no resulta satisfactorio, si el paciente no es un caso para un tratamiento específico, se prescribe el tratamiento con laxantes en la mayoría de pacientes con estreñimiento.

 

Existe una amplia variedad de laxantes que pueden ser clasificados en diferentes grupos de acuerdo a su modo de acción.

 

EN LA CLÍNICA DE INCONTINENCIA Y REHABILITACIÓN DEL PISO PÉLVICO CONTAMOS CON EL EQUIPO MEDICO Y DE REHABILIATCIÓN ASI COMO CON LA TECNOLOGÍA NECESARIA PARA QUE USTED RECUPERE SU BIENESTAR.

Llama para agendar tu cita al:

2293.43.82.06

Alacio Pérez #928, Col. Zaragoza, Corporativo San Gabriel, Consultorio 313
© 2016 creada por buscodoctores.mx