Incontinencia Urinaria

Definción

La incapacidad para retener la orina se conoce como incontinencia urinaria. Este es un problema comun en las mujeres. En  algunas personas ocurren perdidas accidentales de pequeñas cantidades de orina. En otros casos, esta perdida es frecuente o intensa. A menudo, las mujeres con este padecimiento se sienten demasiado avergonzadas para contarles a sus  familiares o médicos los síntomas que presentan. Sin embargo, con el debido diagnostico, la incontinencia urinaria casi siempre se puede tratar.

A continuación se explica:

  • Los tipos y síntomas de incontinencia urinaria

  • Algunas causas de incontinencia urinaria

  • El diagnóstico y tratamiento

Tipos de incontinencia urinaria

La “incontinencia urinaria” es un término general. De hecho, hay distintos tipos de incontinencia urinaria. A veces, una mujer puede tener más de uno de los siguientes tipos:

  • Incontinencia de esfuerzo: En este tipo, el o la paciente  pierde accidentalmente orina cuando tose, se ríe o estornuda. También puede ocurrir cuando camina, corre o hace ejercicio. Esta incontinencia se debe a una debilidad en los tejidos que apoyan la vejiga o los músculos de la uretra. La incontinencia de esfuerzo es más común en las mujeres jóvenes.

  • Incontinencia de urgencia: El o la paciente puede tener una necesidad repentina e intensa de orinar  y pierde accidentalmente orina antes de llegar al baño. Este tipo a veces se denomina vejiga hiperactiva y ocurre si los músculos de la vejiga están demasiado activos y se contraen muy a menudo. También se puede producir debido a problemas en los nervios que envían señales a la vejiga.

 

  • Incontinencia mixta: La mujer presenta síntomas tanto de incontinencia de esfuerzo como incontinencia imperiosa. Esta combinación puede causar una mayor pérdida de orina que los otros tipos individualmente.

  • Incontinencia por rebosamiento: La mujer tiene pérdidas accidentales constantes de pequeñas cantidades de orina. Este tipo ocurre cuando la vejiga no se vacía del todo al orinar. El músculo de la vejiga podría estar deficientemente activo o la uretra podría estar obstruida.

Síntomas
Además de la pérdida de orina, la mujer con incontinencia también puede presentar otros síntomas:
  • Urgencia:  Necesidad urgente e intensa de orinar independientemente de si la vejiga está llena o no, a menudo con presión pélvica.

  • Frecuencia: Necesidad de orinar con más frecuencia de lo que la mujer considera que es habitual.

  • Nicturia: Necesidad de orinar durante las horas de sueño.

  • Disuria: Micción (expulsión de orina) dolorosa.

  • Enuresis: Tendencia a orinarse en la cama o a una pérdida accidental de orina mientras duerme

Incontinencia no siempre quiere decir que la mujer tiene pérdidas accidentales de grandes cantidades de orina o que esto ocurre con frecuencia. En algunas mujeres, la pérdida accidental de incluso pequeñas cantidades de orina o presentar síntomas una vez a la semana o menos, es problemático. Otras no consideran que la pérdida accidental de orina es un problema y simplemente cambian su estilo de vida, como con el uso de toallas desechables absorbentes.Si los síntomas le incomodan y producen efectos negativos en su vida, es buena idea obtener tratamiento.

Causas

Hay muchas causas que producen incontinencia urinaria. Algunas son a corto plazo y más fáciles de tratar que otras. A veces, pueden ser varias las causas de la incontinencia urinaria de la mujer.

        Causas a corto plazo

  • Infección de las vías urinarias:  La pérdida del control de la vejiga puede ser a causa de una infección de las vías urinarias. Las infecciones de la vejiga (cistitis) son comunes en las mujeres. Las señales de infección son dolor, necesidad de orinar con frecuencia, y a veces, sangre en la orina. Las infecciones de las vías urinarias se tratan con antibióticos. La pérdida de orina puede cesar cuando se cura la infección.

  • Medicamentos: La pérdida del control de la vejiga puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos, como los diuréticos u otros medicamentos para la presión arterial. Si un medicamento produce este efecto secundario, a veces su proveedor de atención médica puede cambiarlo a otro o ajustar la dosis del mismo.

  • Masas de tejido anormales: Los pólipos, las piedras en la vejiga, o con menos frecuencia, el cáncer de vejiga, pueden causar incontinencia urinaria. Estas masas de tejido anormales pueden causar incontinencia imperiosa y están asociados con sangre en la orina. Si observa sangre en la orina, o no está segura sobre qué puede estar causando algún tipo de sangrado, es importante que se lo indique de inmediato a su proveedor de atención médica.

         Causas a largo plazo​

  • Problemas de apoyo pélvico: Los órganos pélvicos sostienen en su lugar a los tejidos y músculos que confieren apoyo. El embarazo, el parto o la edad pueden debilitar o estirar estos sistemas de apoyo. Debido a esta debilidad, los órganos que dan apoyo se salen de su sitio. Si los tejidos que apoyan la uretra, la vejiga, el útero o el recto se debilitan, estos órganos pueden descender y causar pérdidas accidentales de orina o dificultar la salida de orina.

  • Anormalidades de las vías urinarias: Una fístula es una abertura anormal de las vías urinarias a otra parte del cuerpo, como la vagina. Esta abertura puede hacer que se salga la orina a tráves de la vagina. Se puede producir una fístula debido a una cirugía pélvica, tratamientos de radiación, cáncer avanzado de la pelvis, o, en raras ocasiones, un parto difícil.

  • Problemas neuromusculares: En algunos problemas neuromusculares (trastornos que alteran el control muscular), las señales del cerebro a la médula espinal no se conectan adecuadamente con la vejiga y la uretra. Por consiguiente, ocurre una pérdida accidental de orina. Los problemas neuromusculares a menudo ocurren en enfermedades como la diabetes mellitus, tras un derrame cerebral o con esclerosis múltiple.

Diagnóstico

Es posible que sea necesario tomar algunas medidas para determinar la causa de la incontinencia urinaria. Saber la causa de este problema le permite a su proveedor de atención médica recomendar el mejor tratamiento para usted.

Su  medico le hará preguntas sobre su historial médico. También le preguntará sobre los factores que pueden alterar sus hábitos para orinar. Un recurso útil que podría recomendar su proveedor de atención médica es un diario de micción o registro diario de orina. También le pueden pedir anotar la hora y la cantidad de la pérdida accidental de orina, por lo general, durante 3 días. Puede además llevar cuenta de la cantidad de líquido que ingirió y lo que hacía cuando ocurrió la pérdida de orina.

   

Se puede hacer un examen pélvico para detectar la presencia de problemas físicos que puedan causar la incontinencia, como un problema de apoyo pélvico. Otro recurso son las pruebas de laboratorio para determinar si hay señales de una infección de las vías urinarias. Se pueden también hacer las siguientes evaluaciones:

  • Exámenes urodinámicos:La vejiga se llena por medio de un catéter, un tubo delgado que se introduce en la uretra, y se examina el funcionamiento de la vejiga y la uretra. Le pueden pedir empujar hacia abajo, toser u orinar como parte de este examen.

  • Examen de volumen residual posmiccional: Se mide la cantidad de orina que queda en la vejiga después de orinar por medio de ecografía (ultrasonido) o colocando un catéter en la vejiga.

  • Examen de esfuerzo: Durante un examen de esfuerzo le piden toser varias veces con la vejiga llena. Se mide entonces la pérdida de orina.

  • Cistoscopia: Se usa un tubo delgado y alumbrado que posee un lente de cámara en un extremo para mirar dentro de la vejiga y la uretra.

       

 

Tratamiento

Las opciones para tratar la incontinencia son hacer cambios en el estilo de vida, el tratamiento de acondicionamiento del esfínter vesical (en la vejiga), la fisioterapia, el uso de dispositivos que se colocan en la vagina, medicamentos, inyecciones de agentes formadores de masa y la cirugía. En la clínica de rehabilitación podemos recomendarle primero un tratamiento no quirúrgico. A menudo se usan varios tratamientos juntos para lograr el mejor efecto. Si los demás tratamientos no mejoran el problema, el tratamiento con cirugía puede ser útil.

1. Cambios en el estilo de Vida

Hacer los siguientes cambios en el estilo de vida, si corresponden a su situación, pueden ayudar a reducir la cantidad de veces que tiene pérdidas accidentales de orina:

  • Adelgazar. En las mujeres con sobrepeso, se ha demostrado que adelgazar reduce la frecuencia del escape de orina.

  • Evitar el estreñimiento. Hacer esfuerzos repetidas veces para vaciar los intestinos puede perjudicar el piso pélvico.

  • Beber menos líquido y limitar el consumo de cafeína. Muchas mujeres han oído el consejo de beber ocho vasos de agua al día. Sin embargo, esta cantidad no toma en cuenta ciertos factores individuales, como la edad, el peso corporal, la actividad y la temperatura externa. Si tiene incontinencia, es buena idea llevar un control de la cantidad de líquido que ingiere. Una buena manera de determinar si está bebiendo la cantidad adecuada de líquidos es observando la orina y ajustando el consumo de líquido conforme a ello. Si es oscura y tiene un olor intenso, no está bebiendo suficientes líquidos. Si es pálida o incolora, está bebiendo demasiado. Además, tenga en cuenta que la cafeína puede actuar como un diurético. La cafeína se encuentra en el café, el té, algunos refrescos e incluso en algunos medicamentos de venta sin receta.

  • Procure obtener tratamiento si tose con frecuencia. Si tiene una tos crónica (duradera) que le hace perder orina accidentalmente, determine la causa de esta tos. La presencia de tos crónica puede ser una señal de alergias, infección de los senos nasales u otro problema que se puede tratar.

  • Deje de fumar. La incontinencia urinaria es más común y más grave en las personas que fuman. La causa de esta relación aún se está investigando.

 

 

2. Medicamentos

Los medicamentos que ayudan a controlar los espasmos musculares o contracciones involuntarias de la vejiga pueden ser útiles para evitar las pérdidas accidentales de orina asociadas con la incontinencia imperiosa. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir la frecuencia con que se orina. Su  medico puede ayudarle a decidir cuál medicamento le podría dar el mejor resultado. Los efectos secundarios de algunos de estos medicamentos son los siguientes:

  • Resequedad bucal

  • Estreñimiento

  • Náuseas

  • Visión borrosa

  • Cambio en los patrones de sueño

3. Terapia de Rehabilitación de piso pélvico: Ver  apartado de Rehabilitación

A.El biofeedback  es la realización de ejercicios de los músculos perineales usando electromiografía (EMG), con lo cual se obtienen señales eléctricas de los músculos, utilizando dos electrodos superficiales colocados en el área perianal y abdominal. Estas señales son enviadas a un computador, transformando la señal eléctrica por sonoras o visuales, pudiendo observarse en un monitor como gráficos.

 

B.  La electroestimulación consiste en la aplicación de una corriente eléctrica no dolorosa, similar a la que emiten nuestros nervios, sobre una zona determinada del cuerpo provocando la contracción del músculo tratado.

 

4. Agentes formadores de masa

Estos agentes se pueden usar cuando el músculo del esfínter de la uretra está muy débil y no es posible realizar una cirugía extensa o dicha cirugía no ha dado resultado. En el procedimiento, se inyecta una sustancia en los tejidos que rodean la uretra para agregar masa. La uretra se estrecha y disminuye la pérdida de orina. Este procedimiento se puede realizar en el consultorio de un médico o en una clínica.

5. Tratamiento quirúrgico

Se recurre al tratamiento quirúrgico cuando ha fracasado la fisioterapia en el caso de la IUE. La cirugía persigue mantener una estructura de apoyo estable para el cuello de la vejiga con el fin de evitar el descenso cuando aumenta la presión abdominal.

La lista de procedimientos quirúrgicos es extensa, actualmente los mas utilizados son:

  • Inyección uretral

  • Sling pubofascial

  • Mini sling

  • TVT (cinta libre de tensión)

  • TOT (cinta transobturatriz)

  • Cirugía de cistocele

  • Esfínter artificial

  • Cirugía de incontinencia en el varón

La cirugía siempre es una opción en la incontinencia urinaria, pero es recomendada en algunos casos especiales, y luego de haber realizado exámenes auxiliares como la Urodinamia y la Cistoscopia.
Cuando el tratamiento médico o el biofeedback fallan, la cirugía sigue siendo una excelente opción para el tratamiento de la incontinencia urinaria.
La cirugía muchas veces está orientada a corregir defectos anatómicos de las vías urinarias, mediante cintas (cabestrillos o slings) o mediante la inyección de sustancias en la vejiga.
En algunos casos, el esfínter urinario puede ser reemplazado por uno artificial.

Sling Suburetral: El uso de las mallas en la invontinencia urinaria


Actualmente la mejor forma de tratar la incontinencia urinaria por esfuerzo es la colocación de mallas o slings suburetrales libres de tensión.

La vejiga y la uretra con el tiempo pueden sufrir alteraciones anatómicas producidas muchas veces por el debilitamiento de los músculos pélvicos, causada a su vez por el embarazo, o por la misma constitución anatómica del indivíduo.


Para devolver la sustentación necesaria, es que se utilizan mallas, conocidas también como slings o cabetrillos, los cuales se colocan por debajo de la uretra.
Los cabestrillos suburetrales están hechos de una malla sintética, y se colocan como una hamaca debajo de la uretra, elevando de esta manera la uretra, para así evitar las fugas que se producen con las actividades de la vida diaria.


El procedimiento cabestrillo suburetral, se considera mínimamente invasivo debido a que requiere incisiones pequeñas, tiene un tiempo de recuperación rápido y una tasa de éxito excelente.
Este procedimiento también se utiliza con los hombres que sufren de incontinencia después de la cirugía de próstata.

 

 

Tipos de Sling
Actualmente  se realizan con mayor frecuencia tres tipos de procedimientos para incontinencia urinaria de esfuerzo

  1. Sling TOT (trans-obturatriz)

  2. Sling TVT (transvaginal)

  3. Mini Sling

La pérdida del control de la vejiga es un problema común y hay muchas opciones de tratamiento disponibles. Si los síntomas afectan su vida cotidiana. Se debe hacer un examen completo y detallado para determinar la causa del problema. Casi todos los casos de incontinencia urinaria pueden mejorar en gran medida con tratamiento. Usted merece tener una mejor calidad de vida si sufre este tipo de problemas, ya que la resolución a su problema de incontinencia esta cerca de usted, por lo que sugerimos solicitar una consulta a nuestra clínica y olvídese de la incontinencia.

 

 

Llama para agendar tu cita al:

2293.43.82.06

Alacio Pérez #928, Col. Zaragoza, Corporativo San Gabriel, Consultorio 313
© 2016 creada por buscodoctores.mx